casa pagesa

IMG_20140627_190357

IMG_20140627_190419

IMG_20140627_190323

Antiguamente las casas pagesas se construían aprovechando la roca del terreno para usar esta misma como elemento para cimentar, así la orografía de la finca formaba a ser parte de la propia construcción, el suelo de la casa era muchas veces la propia piedra desde la que esta se herejía.

La casa payesa se componía de varios aposentos en forma de cubo que se iban adaptando a las necesidades de sus habitantes, es decir, se añadían conforme la familia iba aumentando o las necesidades agrarias de esta lo pedían.

Una de las características propias de una casa payesa es la gran anchura de sus paredes, ese grosor permitía que la casa estuviera más caliente en invierno y más fresca en el verano, a su vez las ventanas de tamaño pequeño las amparaban del sol refrescando la casa en verano y del frio y el viento en el invierno, las ventanas eran más estrechas en el exterior que en el interior, como se construían las antiguas fortalezas.

El color de estos muros es blanco, un blanco impoluto, resplandeciente y deslumbrante, pintadas con cal viva, los que entienden de pintura dicen que las casas pintadas así transpiran mejor que con las pinturas sintéticas usadas actualmente, además el uso de la cal desinfectaba las casas de enfermedades como el tifus.

Una parte primordial de estas casas es su porche o “porxet”  en verano sin duda era la parte de la casa donde se hacia la vida social, también servía para depositar las almendras, algarrobas, y demás productos que se cosechaban en el campo, a un lado del porche solía haber una cisterna donde se guardaba el agua de la lluvia que se canalizaba desde el tejado, también era usual que existiese un horno donde se hacia el pan. El porche podía ir rematado con unos arcos y tanto las puertas como las ventanas se pintaban de color, muchas veces el color usado para este menester era el “azul cielo”.

La orientación de las casas era siempre hacia el sur, esta orientación no era casual, con ella se buscaba que la fachada de la casa se calentase con el sol de invierno y recibiese la sombre en verano.

Como vemos las casas payesas por su forma y orientación no necesitaban de mas calefacción que una chimenea en el frio ni mas aire acondicionado que la propia sombra y el aire que refrescaba la casa en los cálidos veranos, consiguiendo de esta forma ahorrar energía y solo usar energía limpia y respetuosa con el medio ambiente.

Otra parte de las casas payesas que no debemos pasar por alto es, claro está, el tejado. Estos se construían planos y con una ligera inclinación para recoger el agua de la lluvia para después almacenarla en esas cisternas antes mencionadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s